Site Loader

Créditos hipotecarios y tasas de interés

Conoce las variables de un crédito hipotecario y vuélvete un especialista comparando entre las opciones para que puedas contratar el que mejor se adapte a ti.

Tu casa es el patrimonio más importante que puedes adquirir. No obstante, para muchos, la única forma de adquirir una es por medio de un crédito hipotecario , puesto que es muy difícil unir el dinero para comprarla de contado.

Los créditos hipotecarios son un tipo de crédito que queda apoyado con una garantía hipotecaria, que normalmente es exactamente el mismo bien. Con esta garantía, si el usuario no puede abonar las cuotas, la entidad que otorgó el crédito puede quedarse con la casa departamento hipotecado.

A diferencia de otras alternativas, este tipo de créditos está dirigido únicamente a fin de que los clientes puedan adquirir bienes raíces. Por este motivo, la cuantía máxima del crédito sólo puede ser del valor total del inmueble.

En un crédito hipotecario, como demandante dispones de una cantidad de dinero con el compromiso a devolverlo mediante cuotas periódicas, así como los intereses asociados por el financiamiento. Se acuerdan a mediano a largo plazo, con condiciones que quedan definidas en un contrato.

¿Cuáles son las variables de un crédito hipotecario?

Plazo

Usualmente puedes contratar un crédito hipotecario con plazos que van desde los cinco años hasta los 30 años. El plazo incide de forma directa en ciertas variables como en los intereses en las mensualidades. Entre más tardes en devolver el crédito los intereses serán más altos, mas las mensualidades serán más bajas.

Al contrario, cuando se contrata un crédito a menos años, los intereses son más bajos mas se aporta más en las mensualidades. El tiempo que te den depende de tu situación financiera y el uso que le quieras dar al crédito, pero también depende de la corporación financiera donde lo solicites.

Cuota

Las cuotas mensuales son uno de los factores claves al contratar créditos hipotecarios, pues son más que la aportación mensual que se hace para devolver el crédito junto con los intereses. Generalmente, se incluyen las parcialidades de los costos auxiliares y los seguros que se asocian a este género de financiamientos. Recuerda que puedes adelantar estas cuotas con aportaciones extraordinarias, mas debes comprobar las condiciones para hacerlo.

Costos auxiliares

También debes considerar los costos adicionales al contratar un crédito hipotecario, algunos de los más comunes son: valúo de la propiedad, el enganche del pago, las comisiones por apertura y escritura. Todos estos costos se pueden sumar a la suma que se solicite en el crédito hipotecario, pero se debe tener claro que un porcentaje se sumará a las mensualidades. Por todo lo anterior se recomienda tener un buen ahorro que idealmente cubra el 10 por ciento de enganche de la residencia y estos costos auxiliares.

Seguros

Es usual que cuando se contrata un crédito hipotecario, a este servicio se le acompaña de coberturas de seguros como los de vida, de daños de desempleo. Debes estar consciente de que estos servicios son para asegurar el pago, así como el inmueble mientras se cumple con el requisito de devolver el dinero del crédito hipotecario.

En el caso del seguro del hogar que se incluye en algunos créditos hipotecarios, se tiene previsto que el inmueble esté resguardado en contra de daños por fenómenos naturales, por lo que a pesar de que suman a la cuota, entregan calma y certidumbre.

Tasa de interés

Los intereses de todos los créditos, incluyendo los hipotecarios, son el costo que cobran las instituciones por el dinero prestado en el tiempo que tardes en devolverlo.

El costo del dinero prestado se representa por la tasa de interés y cada una de las instituciones financieras lo fijan con libertad. La tasa de interés contenida en el Costo Anual Total (CAT), sirve como uno de los factores que debes tener en cuenta antes de contratar un crédito hipotecario.

Tu mensualidad incluye el pago del interés, la amortización del capital y las comisiones. Existen 2 tipos de tasas de interés:

Tasa fija: pagas exactamente la misma tasa durante todo el plazo del crédito.

Tasa variable: cambia de acuerdo la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio)

Recuerda que es posible deducir de tus aportaciones anuales el pago de los intereses de tu casa , si vas a presentar tu declaración anual es recomendable que puedas calcular la proporción del financiamiento que puedes rebajar.

Si deseas tener más información de préstamos con garantía hipotecaria dale click en el enlace para tener esa novedad.

Post Author: Juan González

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *