Site Loader

sustitución hipotecaria

Si tu pareja y tú han tomado la decisión de invertir en una propiedad, tienes que tener varios factores en cuenta.

Si quieres comprar vivienda en pareja y no sabes por dónde empezar, te contamos cómo hacerlo.

Comprar vivienda juntos: este sí que significa un gran paso para una pareja. El espacio donde se construyen nuevos deseos y sueños; una meta para cumplir en compañía y que supone un futuro prometedor.

Cuando se habla de compartir un bien con tu novio novia, infortunadamente se destacan las consideraciones fundamentales a tener en cuenta en caso de que la relación sentimental termine. Es apenas lógico, dado que en efecto puede suceder.

Pero alejémonos un poco de ese pesimismo. Si estás pensando en comprar una casa apartamento con tu pareja es porque precisamente se encuentran en el momento indicado. La apuesta es construir ese futuro juntos.

¡Además, qué buena oportunidad! Comprar vivienda en pareja puede traerte muchos beneficios. Por supuesto, será mejor compartir una obligación de hasta 20 años y los gastos que vienen con ella.

Si quieres comprar vivienda en pareja y no sabes por dónde empezar, estas son algunas recomendaciones:

Empecemos por el principio, ¿qué es un crédito hipotecario?

Si tienes una amplia historia crediticia, ya debes tener un conocimiento básico de cómo funciona un crédito. Si por el contrario esta será tu primera gran inversión, empiecen por entender qué es un crédito hipotecario, cómo se le denomina a un crédito de vivienda y qué debes tener en cuenta antes de tomarlo.

¿Cuál es tu presupuesto?

Tener presupuesto en conjunto es una de las ventajas de comprar vivienda en pareja, incluso cuando se quiere hacer una compra multifamiliar. Así se aliviana la carga y se puede distribuir el pago de la cuota mensual del crédito hipotecario. Además, también permite garantizar la capacidad de pago exigida por la entidad financiera.

Siempre es muy importante analizar sus finanzas: ingresos, deudas, obligaciones, entre otros, para definir hasta qué punto se pueden comprometer y evitar comprar una propiedad que sobrepase sus posibilidades.

Deben tener en cuenta que comprar vivienda requiere costos adicionales relacionados con la solicitud del crédito, seguros, impuestos y mantenimiento, etc. Así que, entre más capital tengan a su disposición, será mucho mejor.

Búsqueda de vivienda

Una vez definan el presupuesto, inicien la búsqueda de su casa apartamento que se adapte a sus necesidades y a dicho presupuesto, siempre teniendo en cuenta factores que los beneficie como:

Ubicación. Cercanía a su lugar de trabajo y de actividades cotidianas.

Equipamientos de la zona

Vías de acceso

Espacio público

Proyectos viales y de infraestructura dentro de la planeación municipal de la ciudad en que viven.

Valorización del inmueble, entre otros.

Una vez encuentren la casa nueva apartamento que desean, viene la siguiente pregunta:

¿Tienen la cuota inicial?

Aunque podrían pedir un crédito para la cuota inicial de su vivienda, los expertos recomiendan contar con este presupuesto al comienzo, que por lo general corresponde al 30 por ciento del valor de la vivienda. Tener la disponibilidad de este dinero les da mayores posibilidades de que su solicitud de crédito sea aprobada, y por supuesto implica una deuda menor.

Analicen el tipo de crédito a elegir

Un crédito hipotecario: con el que te prestan hasta el 70% del costo total de la vivienda; un leasing habitacional: que les permite pagar una cuota a modo de alquiler durante el periodo del crédito hasta que se cancele la deuda total, entre otras consideraciones.

Comiencen a buscar opciones de créditos hipotecarios

Deben dedicar el tiempo suficiente a encontrar el crédito indicado a sus necesidades comparando las alternativas que les ofrecen las diferentes entidades financieras desde todas las perspectivas: plazos, tasas de interés, requisitos, beneficios, entre otros.

Antes de tomar el crédito

Asegúrense de haber entendido todos los términos y condiciones, entre los que se definen fechas de pago, plazos, desembolso, bonos, pagos adicionales, pagos adelantados, seguros. Todo. Todo esto con el fin de evitar sorpresas.

Consideren si es mejor comprar vivienda nueva, usada sobre planos

Si vivir juntos todavía es un plan a largo plazo, podrían considerar la opción de invertir sobre planos, bien sea que sea el lugar en donde piensan residir para vender la propiedad posteriormente.

Determinen el aporte mensual de cada uno

Aunque sería ideal que ambos pagarán el mismo porcentaje, puede suceder que dispongan de ingresos diferentes, y alguno pueda pagar un mayor valor de la cuota de la hipoteca.

Esto debe quedar establecido al firmar la compraventa en la notaría. Si no se advierte, el notario adjudicará a cada propietario el 50% del bien adquirido en las escrituras de la propiedad.

¿Puedo pedir ayuda a mi papá?

Es común que si son jóvenes recurran a pedir ayuda a sus padres para obtener el aval de un crédito hipotecario. Expertos en créditos hipotecarios coinciden en que esta opción no es recomendable, teniendo en cuenta que si como titulares no pueden hacerse cargo de la deuda, a estos les caerá todo el peso. En ocasiones, si los padres tampoco pueden cumplir con la obligación, podrán exponer su propia vivienda y afectar a los hermanos, en caso de que el padre fallezca.

En este caso se recomienda que los padres compren una parte de la vivienda y su participación se refleje en las escrituras, para así tener la opción de recuperar su dinero y no ser responsables de la deuda en el banco.

Conozcan los subsidios que ofrece el estado colombiano

De acuerdo a sus ingresos y tipo de vivienda que va adquirir, VIP, VIS mayor a VIS (Vivienda de Interés Social), el Gobierno Nacional ofrece diferentes tipos de ayuda. Verifiquen si su proyecto de vivienda aplica para alguno de ellos.

Otras consideraciones de pareja

Antes de comprar vivienda con en pareja, es importante que piensen:

¿Tienen una relación estable?

¿Piensan tener hijos? Es un punto importante, pues pueden anticipar el tipo de vivienda y proyecto en el que desean invertir

¿Cuentan con estabilidad económica y laboral?

Ahora sí, vamos a la parte legal en caso de ruptura

Ante notaría se constata la la participación (porcentaje) de cada uno de los co-propietarios, algo que les evita inconvenientes en caso de rompimiento.

En caso de matrimonio, en este se tiene bien definidas las normas en caso de ruptura fallecimiento. En el caso del noviazgo, conviene acordar unas reglas y elevarlas a escritura pública, en donde se define quién pagará el préstamo se quedará con el piso.

Es común que se pacte un precio y que alguno de los copropietarios, abone al otro su parte para quedarse con la casa. Cuando no se llega a un acuerdo, se recurre a una tasación incluso, se vende el piso mediante subasta.

En caso de que tengan hijos, el miembro que tenga la custodia, puede residir en el inmueble hasta que estos cumplan la mayoría de edad.

También puede suceder que ninguna de las partes quiera quedarse con la vivienda que por su situación económica no puedan asumir la hipoteca en solitario. Lo más común en este caso es vender el inmueble para cancelar la hipoteca. Si luego de pagar la deuda al banco sobrase dinero, este se reparte de acuerdo al porcentaje que cada uno tenga de la propiedad.

Si quieres enterarte más del tema de sustitución hipotecaria entra al link para una mejor asesoría.

Post Author: Juan González

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *